Blog WPH

Nuestro blog sobre diseño web, marketing digital y tecnología hotelera

Detrás de las webs de WPH, te contamos el procedimiento de nuestro trabajo

Detrás de cada web de hotel, hay una historia. Cada web es única y con todos sus detalles particulares.

Detrás de las webs de WPH, te contamos el procedimiento de nuestro trabajo

¿Alguna vez te has planteado cómo se organiza el trabajo para desarrollar una web de hotel? Te contamos cómo lo hacemos nosotros.

Primero: Diseño de la home page.

Primero preparamos el diseño de la nueva web y su home page, en base a los textos y las fotos que nos pasa el hotel y los comentarios de clientes reales sobre lo que más valoran del hotel. El diseño varía según el material que obtenemos ya que lo adaptamos al propio estilo del hotel. Una vez tenemos preparado el diseño, se lo hacemos llegar a los clientes para que lo revisen. Aquí podemos hacer todas las modificaciones que sean necesarias hasta que nos den su aprobación. Una vez los clientes aprueban el diseño, pasamos a la segunda etapa.

Segundo: Web en español.

Elaboramos las páginas interiores de la web de hotel y ponemos la web online en nuestro servidor de desarrollo para que nuestros clientes puedan revisar la web "en vivo". Este es el momento de hacer correcciones en los textos si es necesario, o bien hacer algún cambio en las fotografías o en alguna de las secciones.

Tercero: Finalización trabajos web y configuración del motor de reservas.

Una vez que se ha aprobado la versión en español de la web, montamos el resto de idiomas. En este momento también podemos comenzar a configurar el sistema de reservas con la información, las fotografías y los idiomas necesarios y dejar la web preparada para su puesta online.

Último: Puesta online.

Una vez comprobado el buen funcionamiento de todos los sistemas de la web y hechas las últimas revisiones, ponemos la nueva web online sobre el dominio actual de la web. Para hacerlo hay varias opciones, dependerá de si nosotros llevamos la gestión del dominio y el servidor de email o si los clientes prefieren hacerlo ellos mismos.

¡Y ya estaría online!

Como habéis visto, es un proceso totalmente organizado que nos ayuda mucho a agilizar nuestro trabajo, por funcionar por etapas. De esta manera, nos aseguramos de que antes de pasar a la siguiente etapa, la anterior está hecha y corregida y no habrá más cambios en el futuro.

Funcionar de esta manera nos permite desarrollar webs de manera fluida y a la vez de alta calidad y efectividad, ya que con este proceso, nos podemos dedicar a fondo en todos los pequeños detalles de la web, para asegurarnos de que todas las secciones quedan perfectas.

Y tú, ¿Aún no tienes web en tu hotel? ¿La web de tu hotel está quedando anticuada? ¡Contacta con nosotros!